@Suquía Deco Store. Todos los derechos reservados.

TOLDOS CON ELEGANCIA Y ESTILO.

Los brazos de soporte quedan ocultos en la tela. Permiten ser regulados tanto en largo como en inclinación para lograr la cobertura deseada.

Toldos con dos brazos pivotantes que posibilitan una  inclinación de hasta 180º, para así quedar perpendiculares al piso y funcionar además, como cortinas verticales.

CLÁSICOS Y PRÁCTICOS.

Los toldos corredizos dan protección a la vez que las ondas de la tela añaden calidez a la estética del espacio. Gracias a su sistema de roldanas, pueden ser plegados en cualquier momento.

Constan de una estructura de hierro que puede ser recubierta por diferentes tipos de lonas o media sombras. Tiene la ventaja de adaptarse perfectamente al lugar a donde será instalado. Es un sistema permanente y puede ser usado en locales comerciales, estacionamientos, etc.

Sistema enrollable de caída vertical por contrapeso con sujeción en el piso. Ideal para atenuar el paso de luz y aumentar la privacidad en quinchos y galerías.

Sistema enrollable de caída vertical por contrapeso con sujeción en el piso. Consta de una lona ciega acrílica o de PVC para lograr el bloqueo de la luz exterior contribuyendo a mantener la temperatura en el interior.

Sistema enrollable de caída vertical por contrapeso con sujeción en el piso. 

Combina la protección y el cerramiento del PVC pero a su vea permite la visibilidad y el paso de luz a través de la ventana de lona cristal.